Suspenden el amistoso entre Israel y Argentina en Jerusalén

El juego que estaba previsto para el sábado fue cancelado por la decisión de los jugadores,  tras los escraches y manifestaciones de los palestinos.Las camisetas argentinas aparecieron este martes teñidas de sangre en las afueras del predio del Barcelona donde entrenó la Selección y se acrecentó el temor por la presentación del equipo de Jorge Sampaoli en Jerusalén, que finalmente no va a ocurrir.

La protesta de un grupo de personas en apoyo al estado palestino, que tenía como objetivo evitar que los argentinos visiten Tierra Santa terminó teniendo resultados y la AFA anunciaría de manera inminente que oficialmente quedó postergado el partido ante la Selección de Israel.

La Asociación del Fútbol de Palestina le solicitó la cancelación del encuentro a la AFA.

El embajador palestino en Argentina, Husni Abdel Wahed, dio argumentos sobre el reclamo y realizó una fuerte comparación en diálogo con radio Cooperativa: «Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas, esto sería una aberración, una falta de respecto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino».

«Este partido se enmarca dentro de las celebraciones del 70º aniversario de la creación del Estado de Israel. Para nosotros es inaceptable realizar este partido en Jerusalén porque es territorio ocupado y es doloroso ver que el equipo, que cuenta con el cariño y apoyo de tantos ciudadanos palestinos y árabes, sea partícipe en la violación al derecho internacional», añadió Wahed.

ESCRACHE EN BARCELONA

La selección argentina está en el foco de los cuestionamientos por su decisión de jugar un amistoso ante Israel en Jerusalén, por el proceso de ocupación del que es acusado el estado israelí sobre el Palestino, y esta mañana hubo una nueva manifestación de rechazo hacia esa postura.

Tras un reclamo inicial en la sede de la AFA en Viamonte, que contó con manifestantes de partidos de izquierda, representantes de las Abuelas de Plaza de Mayo y del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, y de una protesta posterior en tierras palestinas, esta mañana los reclamos llegaron al entorno de la Selección: con camisetas de Argentina ensangrentadas y otras de Messi en el suelo para ser pisadas, continuaron con las acciones para mostrar el descontento por la decisión de jugar allí.

La postura de quienes reclaman es clara: que la Selección viaje a jugar en esa ciudad es una forma de normalizar la ocupación de Jerusalén Este por parte del Estado Israelí.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *