Sobre la hora, Irán sorprendió a Marruecos y lo venció con un gol en contra

En un partido que contó con el dominio marroquí, el equipo asiático se quedó con un sorpresivo triunfo en tiempo de descuento con un cabezazo en contra de Aziz Boudhaddouz.

Una vieja frase del fútbol asegura que los goles no se merecen, se hacen. Este viernes, en su debut en Rusia 2018, Irán se adueñó de ella. En el arranque del grupo B, ese en el que las miradas se trasladan a Sochi para el duelo entre españoles y portugueses, en San Petersburgo fueron los iraníes los que entregaron emoción al vencer a Marruecos gracias a un gol en contra en el quinto minuto de descuento.

Después de un primer tiempo entretenido, en el que Marruecos fue protagonista, el juego bajó en la segunda etapa, dominada por las infracciones. Pero Irán, como lo hizo Uruguay en el primer partido del día ante Egipto en el grupo A, consiguió el triunfo en el final.

El árbitro turco Cuneyt Cakir adicionó seis minutos y en el quinto llegó el gol. El marroquí Aziz Bouhaddouz se paró en el primer palo en un córner desde la izquierda y, en su intento por despejar la pelota, la terminó mandando adentro del arco de cabeza.

Antes de que eso ocurriera, Marruecos se lanzó con mayor decisión al ataque. Y en el primer cuarto de hora estuvo cerca de aprovechar el nerviosismo de Irán. La más clara llegó a los 20 minutos, con una serie de rebotes que no terminó en gol de milagro.

De a poco, Irán salió del fondo y se animó, fundamentalmente en los últimos diez minutos. A los 42, tuvo su mejor oportunidad pero Sardar Azmoun, que había entrado solo al área, perdió en el mano con el arquero Monir El Kajoui, que también tapó en el rebote.

La segunda mitad comenzó como la primera, con Marruecos inicialmente al ataque y diluyéndose con el paso de los minutos. No tuvo, es cierto, la misma electricidad: el juego se planchó rápidamente, apoyado también en las constantes infracciones.

Sin embargo, un córner en el quinto minuto de descuento le permitió a Irán ganar. Un cabezazo de Bouhaddouz, ubicado en el primer palo, en contra puso el 1-0.

Irán no se rindió y su fe tuvo premio. El equipo de Carlos Queiroz consiguió un triunfo en un grupo muy difícil que tiene a España y a Portugal como los candidatos a quedarse con los dos cupos para octavos de final.

El próximo partido de Marruecos será frente a Portugal en Moscú el próximo miércoles 20, mientras que Irán se las verá con España en Kazán ese mismo día.

Comparte esta nota

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: