Sáenz Peña: piden a padres ‘que aporten para que sus hijos coman en las Escuelas’

Ni para el pan de los niños, es la dura y preocupante realidad que hoy viven las escuelas de Sáenz Peña y el Departamento Comandante Fernández.

Funcionarios aseguran que la penosa situación es la consecuencia del atraso del Gobierno nacional en el pago de partidas presupuestarias para Refrigerio, tanto para los alumnos de Jardines de Infantes como para los primarios.

Funcionarios del área de Educación aseguran que desde el Gobierno nacional no envían recursos a Desarrollo Social de la provincia. El grave problema podría extenderse durante dos semanas más. “Las partidas de Nación se atrasaron mucho, todavía deben a la Provincia recursos correspondientes al 2017”, señalaron.

Pedido y realidad
Padres de alumnos de Escuelas y Jardines de Infantes de Sáenz Peña y el Departamento Comandante Fernández, comentaron a Periodismo365 que desde hace varios días los directivos hacen reuniones para comunicarles que “tienen que aportar dinero para el pan del refrigerio de los chicos, o sino, no comen”.

Rogelio Mosqueda, director de la Regional Educativa VII, confirmó el cuadro de situación y explicó que muchos de los niños afectados “provienen de familias extremadamente humildes de la periferia y zonas rurales donde los padres no tienen trabajo y es imposible que puedan colaborar”.

“Es una realidad realmente lamentable. Las partidas del Gobierno nacional se atrasaron mucho, todavía deben a la provincia recursos correspondientes al 2017. Por supuesto que esto produce situaciones muy tristes, porque sabemos bien que hay niños que solamente comen en las escuelas, y más ahora que la cuestión económica está muy difícil”, agregó el funcionario.

Mosqueda señaló que esta situación se extenderá durante diez o quince días más, “hasta que se normalice el nuevo sistema donde los recursos vendrán de la Nación a Desarrollo Social de la provincia y de ahí a Municipios o a las escuelas. No está claro eso todavía”.

“Lo cierto es que hay algunas escuelas que tienen una reserva de mercadería y con eso les va a alcanzar hasta que se arregle el problema. Pero hay muchos otros establecimientos con mayor matrícula que lamentablemente tienen que salir a pedir a los padres que aporten, o sino los chicos no tendrán el refrigerio de todos los días. Es una situación muy triste y lamentable porque sabemos bien que muchas veces los niños se van a dormir a la noche solamente con lo que comen en la Escuela”, lamentó el director de la Regional Educativa VII.

Comparte esta nota

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: