Presidencia Roca: revelan que se construyeron sólo 90 de un total de 246 viviendas

Según denunció el Centro Mandela, se construyeron 90 de un total de 246 viviendas que debieron ejecutarse o mejorarse en la localidad de Roca con los fondos públicos de los programas Federal de Integración Socio-Comunitaria y de Viviendas y Mejoramiento de Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales. La denuncia está en manos de la justicia federal

Según el Centro Mandela, “lo ocurrido en Roca es un espejo –en distintas dimensiones- de lo que pasó en Villa Río Bermejito, Castelli, Pampa del Indio y Tres Isletas, entre otros municipios, que dieron origen a denuncias que generaron investigaciones que se encuentran en distinto grados de avance”.

El Concejo de la Municipalidad de Roca se involucró en la investigación e inicialmente determinó que no sólo no se construyeron todas las viviendas, sino que ese fenómeno de subejecución se produjo respecto de la planta de tratamiento de residuos urbanos, pavimento urbano y reservorios para acumulación de agua destinado a abastecer a la población.

Esto también se produjo en el municipio de Juan José Castelli, especialmente en materia de construcción de reservorios para cosechar agua que todavía no está investigado por la Justicia Federal, pero que se comienza a impulsar desde el Centro Mandela.

Desde el centro de estudios, que coordina el abogado Rolando Núñez, revelaron que “el Municipio de Roca probablemente se resume los dos casos más certeros de corrupción que organizaron y ejecutaron en territorio chaqueño, uno de los cuales se investiga en Comodoro Py”. “Como en Villa Río Bermejito y Castelli, en Roca se habría producido una gran estafa en materia de construcción de viviendas y mejoramientos habitacionales para familias pobres”, agregaron.

Apuntan al intendente Batalla 

En la causa Lavado III están detenidos los intendentes Lorenzo Heffner y Oscar Alberto Nievas. Ahora queda la incógnita si seguirá el mismo camino el intendente de Roca.

Los hechos ya están denunciados ante la Fiscalía Federal, con aportes iniciales que fácilmente podría conducir un requerimiento del fiscal Patricio Sabadini ante la juez Zunilda Niremperger. El Concejo hizo su aporte, complementado posteriormente por una segunda iniciativa. Sugestivamente, desde que se comenzaron a mover fuerzas internas en el Municipio de Roca, se presiona al Concejo Municipal, sostiene el Centro Mandela.

Uno de los hechos más escandalosos fue el robo o la “desaparición” de documentación que estaba archivada en el Concejo. La documentación eliminada dio sustento a la denuncia realizada, aunque podrá ser reconstruida con los respaldos que están en manos del intendente y, como fuente secundaria, pueden ser obtenidas en el actual Ministerio del Interior y Obras Públicas de la Nación.

En el auto de procesamiento que dictó la juez Zunilda Niremperger respecto del intendente Nievas, la magistrada solicitó una importante medida dirigida al Ministerio del Interior. Se trata de una auditoría integral de diversos programas de viviendas que se ejecutaron en municipios chaqueños entre 2011 y 2015.

De los primeros controles efectuados en el Concejo Municipal de Roca, se estima que más de 8 millones de dólares implicaría el movimiento de fondos que debieron destinarse a la ejecución de obras durante la gestión del intendente Batalla. Esos fondos debieron utilizarse a la construcción de viviendas populares, planta de tratamiento de residuos, reservorios de agua y pavimento entre otros. De acuerdo a la denuncia presentada ante la Justicia Federal, la mayoría de esas obras no han sido construidas, pese a que los fondos fueron transferidos a la Municipalidad.

Denunciante destituído por el Concejo 

El que se presentó a la Justicia fue el ex secretario del Concejo Municipal, Facundo Sebastián Silvestri, removido por los concejales Dora Graciela Ruchinsky y Oscar Elpido Borda apenas comenzó a indagar en la documentación. Los destituyentes aparentemente actuaron bajo una orden concreta del mandamás de pueblo.

Según la denuncia que presentara Silvestri ante el fiscal Federal de Sabadini, en 2012 el intendente Jorge Batalla firmó varios convenios con el Instituto de Viviendas de la Provincia (IPDUV) para el mejoramiento de viviendas recuperables. Los mejoramientos debían ejecutarse de la siguiente manera: 40 unidades a través de cooperativas y 50 por administración municipal. De ese total apenas se ejecutaron 20 mejoramientos de viviendas, señaló Silvestri.

Además, durante los años 2014/2015 la Municipalidad de Roca firmó convenios para la construcción de 140 viviendas del Programa Federal de Viviendas y Mejoramiento de Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales. Solamente construyeron 67. El denunciante agregó que “fueron entregadas incompletas, le falta la instalación de cocina o baño”.

Roca también entró en la red de contrataciones de empresas de José Hipperdinger, quien finalmente ha sido la figura estelar que operativamente se repitió en los casos que luego fueron investigados por la Justicia Federal por los hechos ocurridos en Villa Río Bermejito, Castelli y Pampa del Indio, entre otros municipios.

Según relató Silvestri, Hipperdinger era una persona “asidua” al Municipio y mantenía trato directo con el intendente Batalla. El manejo de fondos era también directo. La Secretaría de Obras Públicas de la Nación transfería los recursos a la Municipalidad de Presidencia Roca a una cuenta institucional habilitada en el Banco Nación, Sucursal General San Martín. Apuntó el denunciante que tenían acceso a esa cuenta los secretarios de Economía, Gustavo Latapie y de Gobierno, Fabio Rodríguez Derli.

Cooperativas que no hacían nada

También en 2015 la Municipalidad de Roca firmó un convenio con el IPDUV para la construcción de 16 viviendas, las que debieron construirse a través de cooperativas. No se construyó ninguna unidad hasta la fecha de la denuncia de Silvestri, que fue realizada el 29 de octubre pasado.

Como en Tres Isletas, se formaron cooperativas que aparentemente nacieron para justificar los negocios. Establecieron sus domicilios en una dependencia Municipal, que fue el Centro Integrador Comunitario (CIC). Así surgieron la Cooperativa de Trabajo El Fortín 2 Ltda., la Cooperativa de Trabajo CIC, la Cooperativa de Trabajo Evita y la Cooperativa de Trabajo Río Bermejo. Se desconoce la composición de tales cooperativas y si efectivamente los fondos fueron transferidos por el IPDUV. Para la ejecución de la obra el Municipio donó la Parcela 40 al IPDUV.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.