Pavimentaron la ruta provincial N° 1 y el acceso a General Vedia

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, inauguraron este sábado las obras de pavimentación de la ruta provincial N°1, con el empalme de la ruta N° 56, y el acceso a General Vedia, paralizadas en 2015 y retomadas con fondos propios.

“Estamos aquí con mucha hidalguía, porque sentimos que cada obra forma parte de una reparación histórica hacia nuestros pobladores de distintos rincones de nuestra tierra”, destacó el mandatario, quien estuvo acompañado de intendentes del departamento Bermejo.

“Esta obra de conectividad vial, permitirá fortalecer la red de proveedores locales y la producción de alimentos del departamento Bermejo. Tenemos el firme compromiso de unir nuestras localidades transformando la realidad del Chaco con más inclusión y dignidad”, resaltó Capitanich.

La obra consistió en la ejecución de 8.223 metros de pavimento sobre la ruta provincial N° 1, y otros 1.031 metros correspondientes al acceso a General Vedia. Demandó una inversión de $184.073.597 y fue financiada por la Administración de la Dirección de Vialidad Provincial, quien retomó la obra, luego de su paralización en 2015. Además, se realizaron obras faltantes del puente del arroyo Quiá y de la conexión con la ruta provincial N° 56.

Los trabajos implican también brindar una conectividad vial al pueblo que hasta el momento no tenía, enlazando el pavimento urbano de General Vedia con un acceso que brinda comodidad y seguridad a los pobladores de la zona. “Estamos trabajando con Fonplata en la extensión de la ruta 56 y el acceso al Puerto de Las Palmas, al igual que en la repavimentación del empalme de la ruta 11 hasta La Leonesa, por lo que tendremos todo el departamento Bermejo con rutas en óptimas condiciones”, aseguró el gobernador.

Capitanich también hizo hincapié en las críticas a las obras de pavimentación que lleva adelante su gestión. “Muchos nos dicen que ‘el pavimento no se come’, pero mi respuesta siempre es que ‘el pavimento da de comer a muchas personas’. No es lo mismo para un productor tener o no pavimento, ni para un comerciante, ni para alguien de la agricultura familiar, ni para los docentes, ni para una ambulancia. El pavimento salva vidas, genera ingresos, y brinda seguridad”, recalcó.

“Todos los días nos ven inaugurando obras, ya sea en una ciudad o pueblo, o en un paraje rural de nuestra provincia. Sentimos orgullo por nuestras obras, porque es en beneficio de todos y porque la recuperación económica fluye, así como la generación de empleo y el salario real. Y, sin embargo, nos queda por hacer aún mucho más”, finalizó Capitanich.

 

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *