Operación Belgrano II: las Fuerzas Armadas trabajan en coordinación con las provincias de todo el país en el marco del plan de vacunación contra el Covid -19

El Ministerio de Defensa, que conduce Agustín Rossi, informa que las Fuerzas Armadas se encuentran colaborando con distintas acciones en todo el país en el marco del Plan Estratégico de Vacunación contra el Covid -19 implementado por el Ministerio de Salud de la Nación.

“Nosotros estamos trabajando en las distintas provincias argentinas según el requerimiento de cada una de ellas. En algunas intervenimos con el transporte de las vacunas en camiones y camionetas del Ejército argentino convenientemente refrigerados”, detalló el ministro Rossi, y agregó que también recibieron solicitudes para que determinadas unidades militares y hospitales de las fuerzas funcionen como centros de vacunación.

Las provincias en las que ya están colaborando las Fuerzas Armadas con distintas acciones, tanto en el transporte de vacunas, como en el almacenamiento de ellas o de los insumos necesarios para su aplicación, son: Salta, La Rioja, Chaco, Entre Ríos, La Pampa, San Juan y Tierra del Fuego.

En esa línea, el ministro mencionó el caso de la provincia del Chaco donde “hemos recibido un requerimiento para que los regimientos militares sean los lugares de depósito de la vacuna, cuando empiece la campaña de vacunación masiva, y para eso estamos haciendo las adecuaciones necesarias de cada una de estas unidades para asegurar la cadena de frío”. Y agregó: “La Brigada Aérea de Paraná, que ya tiene una cámara frigorífica, se utilizará también con adecuación, como depósito de vacunas, para toda la provincia de Entre Ríos”.

El titular de Defensa explicó también que en el resto de las provincias argentinas las Fuerzas Armadas están integrando el operativo de vacunación, ya sea en forma directa cuando el vacunador, es decir, el que aplica la vacuna se trata de médicos o enfermeros militares, y en otros casos, el personal militar hace de apoyo en el proceso de vacunación que en general está compuesto por dos o tres personas más. “En los lugares donde tenemos médicos militares o enfermeras militares ellos se encargan de la administración de la vacuna, y en otros lugares el personal militar brinda apoyo, ya sea con la carga de datos o con tareas que puedan necesitarse adentro o afuera del centro vacunatorio”, afirmó.

“Entendemos que todas estas tareas se irán incrementando en la medida en que estemos en un escenario de vacunación más masiva”, consideró Rossi, y agregó: “ En esta primera etapa, las 300 mil dosis están destinadas para el personal de salud, por lo cual médicos, enfermeras y terapistas militares  se encuentran recibiendo la vacuna y otros lo harán la semana que viene”.

Al respecto de la logística que significa el traslado de las dosis de vacunación a todas las provincias, el ministro evaluó que “ha funcionado muy bien en esta primera etapa”, al fundamentar que en pocos días comenzó a vacunarse en todas las provincias. “El 24 de diciembre llegaron las vacunas al país, al día siguiente se llevó adelante el fraccionamiento, y el lunes pasado terminaron de llegar vía terrestre a cada una de las provincias y fueron depositadas en aquellos lugares en donde los gobiernos provinciales previamente habían indicado.  Y el día martes a las 9 de la mañana se comenzó con el proceso de vacunación en todo el país.

Desde el inicio de la pandemia, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, a través de su comando Operacional, y a instancias del Ministerio de Defensa, se estableció un plan de asistencia humanitaria en todo el país, denominado Operación Gral Belgrano, con la finalidad de mitigar los efectos del Covid -19.

Operación Belgrano II
En esta segunda etapa -identificada como Operación Belgrano II-  se suma al trabajo que siguen cumpliendo los integrantes de las Fuerzas Armadas otras actividades relacionadas a la logística que implica el traslado y almacenamiento de las vacunas en determinadas provincias del país.

Las tareas realizadas por el personal militar en esas provincias van desde disponer de instalaciones militares como centros de vacunación, y colaborar en la organización general y asistencia en esos centros vacunatorios, como su traslado en algunas zonas.

Estas tareas de las Fuerzas Armadas están íntegramente articuladas con el Ministerio de Salud de la Nación y de las distintas provincias. El personal militar del escalafón profesional , es decir, médicos y enfermeros se encuentran a disposición para colaborar en las distintas instancias que requiera el plan de vacunación contra el Covis -19.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *