La Jueza Altamiranda denunció a Castells por amenazas: «dejá constancia que te vamos a violar».Fuerte repudio e indignación de magistrados

La Jueza de Faltas de Sáenz Peña, Celia Altamiranda, denunció al dirigente del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) Raúl Castells por “improperios contra su persona y amenazas”.

El hecho se dio días pasados cuando la jueza llegó a inmediaciones del hotel Gualok, en donde Castells y otros militantes de su partido acampaban hace 16 días, para desalojar el lugar. La funcionaria judicial estaba acompañada por innumerables testigos y además por la fuerza policial.

En ese momento, Castells se mostró ofuscado por la decisión y atacó verbalmente a Altamiranda, tratándola de “nazi” y comparando la situación con “la del 76 hasta el 83”, según dijo el piquetero.

El líder del MIJD se refirió a la jueza gritándole también “corrupta venís a cumplir el apriete del gobierno, nazi, venal…”, negándose a escuchar las notificaciones.

Además, Altamiranda indicó en la denuncia que Castells la amenazó y le dijo a viva voz “mirá donde vas a ir a vivir porque te ganaste todo el odio de la gente, no vas a poder caminar por las calles de esta ciudad, dale, dejá constancia de todo, sos una más de la dictadura, nazi, y si queres dejá también constancia de que te vamos a violar”.

Tras eso, Celia Altamiranda, acompañada de las secretarias Natalia Segovia y Natalia Notovny, solicitó en su denuncia a la fiscalía en turno tome las medidas de seguridad hacia su persona y la de su familia como así también se tomen las medidas correspondientes contra Castells por el delito que dé lugar.

Magistrados se solidarizan con la jueza

Tras los hechos acaecidos en el Hotel Gualok, donde la Justicia de Paz y Falta provincial procedió al desalojo de manifestantes que llevaban 16 días acampando en el lugar.

La Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales del Chaco se solidarizó con el equipo interviniente. Gustavo Serrano, presidente de la Asociación de Magistrados del Chaco difundió el comunicado correspondiente

En dicho procedimiento, la jueza que lo encabezó recibió agravios y amenazas por parte de los manifestantes, lo que derivó en una denuncia posterior.

Por esto, la Asociación de Magistrados también rechazó “las actitudes anti republicanas de quienes con su conducta originan la obligada intervención judicial, a efectos del restablecimiento del orden alterado y en pos de la seguridad ciudadana, y luego cuestionan con agravios personales la acción de la autoridad ante su injustificado accionar”

 

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *