La ATP recaudó bien en el primer trimestre pero en mayo asoman preocupaciones

El mejor mes fue enero con 800 millones y la meta del presupuesto 2018 llega a la previsión de unos 8.000 millones de pesos.

El presidente de la Administración Tributaria Provincial (ATP), José Benítez, afirmó ayer: ‘tuvimos un mes de enero excepcional con una recaudación histórica para la ATP que llegó casi a los 800 millones de pesos y luego vino febrero que fue flojo‘ y luego precisó que ‘históricamente febrero es flojo; marzo y abril también no fueron malos pero no lo que nosotros esperamos‘. Sin embargo señaló que ‘por la influencia que tuvo la recaudación de enero superamos en casi 500 millones de pesos la meta que nos habíamos propuesto para el primer trimestre‘ y que en mayo ‘se hicieron algunos ajustes, algunas intimaciones a gente que no estaba cumpliendo correctamente y estamos recuperando recaudación‘.

La estimación de recaudación prevista en el Presupuesto 2018 es de una cifra cercana a los 8000 millones de pesos por todos los conceptos: Ingresos Brutos, Fondo de Salud Pública, Sellos, Consorcios Camineros que ‘hacían un total de 7.973 millones de pesos‘, dijo Benítez en declaraciones a FM Universidad.

PREOCUPADOS

El titular de la ATP dijo que ‘mayo viene bien‘ pero dijo: ‘estamos muy preocupados porque notamos diariamente la problemática comercial y económica en general que hay en la provincia y en el país para la recaudación del mes que viene‘. En relación con las normas tributarias acordadas por la Nación y las provincias dijo que aún ‘no son aplicadas totalmente‘ porque el proyecto de ley de adhesión está en la Legislatura y ‘se está discutiendo entre los legisladores y con la Federación Económica, la Cámara de Comercio y otros sectores económicos‘.

‘Nosotros teníamos que cumplir claramente con tres cuestiones: la derogación del impuesto diferencial que tenían las empresas de afuera de la provincia, derogar el Impuesto a los Sellos para empresas de extraña jurisdicción y la baja de los Ingresos Brutos al transporte‘, precisó el funcionario. En ese sentido dijo: ‘eso está en el proyecto de ley‘ pero ‘también decíamos, claramente, que íbamos a perder 728 millones de pesos e hicimos una propuesta para aumentar la alícuota para los grandes contribuyentes únicamente, que obviamente toca al medio por ciento de los chaqueños‘. ‘Hace dos o tres años estos temas no se discutían porque debido a la actividad económica el asunto no era de la agenda pero ahora con la baja de las ventas, con el menor ritmo de la economía el tema está sobre la mesa porque es consecuencia, creo, del contexto económico en el que estamos‘, añadió. Con vista al escenario nacional que los analistas económicos consideran ‘complicado‘, Benítez pidió ‘ser prudentes‘ en la manejo de los recursos ‘en las empresas y en el Estado nacional, provincial y municipal porque no se pueden asumir gastos que no se pueden pagar‘ y destacó que ‘el aporte del Estado es sustancial a la actividad privada y eso se ve en la economía‘.

Al respecto señaló que no es casualidad que en la capital chaqueña haya una presencia de numerosas empresas comerciales que conocen la importancia del impacto de los más de 2 mil millones de pesos que se pagan mensualmente en salarios públicos que evitan el enfriamiento de la economía chaqueña.

Contribuyentes de extraña jurisdicción

‘Eso es lo que hemos discutido, y hemos preparado alternativas para morigerar la suba de los impuestos a los contribuyentes de la provincia‘, añadió el titular de la Administración Tributaria Provincial y después dijo que otros con radicación en la provincia serían alcanzados porque tienen ventas superiores a los 90 millones de pesos anuales. A esto sumó que en el caso de empresas de extraña jurisdicción ‘hubo un fallo adverso por una empresa agrícola y la provincia de Santa Fe tuvo un fallo en contra por una empresa industrial pero de las grandes cadenas no hemos tenido judicialización de ningún tipo‘.

Luego señaló que ‘hay empresas que están tributando a pesar de que algunas empresas mediante la presentación de escritos y en función de la firma del pacto fiscal ya no están tributando la diferencia‘ y que a eso se debe ‘la preocupación hacia adelante, que creo tiene que ver con las caídas de las recaudaciones de marzo y abril‘. Los pronósticos económicos auguran no solo costos impagables sino una recesión importante.

norte.com

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *