Condenan a Secheep, Transnea y Transener por pérdidas provocadas por cortes de luz

Una sentencia de la Sala Primera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial hizo lugar a la demanda promovida por el propietario de una carnicería de Resistencia y condenó a Secheep, Transnea y Transener por cortes de luz que provocaron la putrefacción de las carnes conservados en su cámara frigorífica. Fue luego de revocar un fallo de primera instancia que había rechazado el planteo por considerar que “no fue demostrado” el nexo causal entre los daños y los cortes del servicio de energía producidos el 19 y 22 de febrero del año 2016.

La sentencia, fue dictada el 19 de noviembre pasado y lleva las firmas de las juezas Eloisa Barreto y Wilma Martínez. En la sentencia, se hace lugar a la demanda por daños y perjuicios en concepto de daño material, lucro cesante y daño moral.

Más allá de que las empresas alegaron en su defensa que los cortes se debieron a la caída de un cable de alumbrado con motivo de una tormenta (19/02/2016) y a la caída de una rama (22/02/16), las juezas consideraron que “escapa de todo caso fortuito o fuerza mayor la inaudita demora en el restablecimiento del servicio: resulta inadmisible que se haya vedado al usuario el acceso a la energía eléctrica, en pleno febrero, las extensas horas transcurridas entre las 14 y las 19, y las 11 y las 21 horas, respectivas a cada una de las jornadas”.

Según el decomiso de la mercadería realizada el 25 de febrero de 2016 en la carnicería ubicada en la ciudad de Resistencia, se constató que se perdieron 2.100 kilos de corte bovino (230 medias reses de 25 kg en cada una, 4 parrilleros 25 kg. y 45 cajas con carne congelada con hueso por 30 kg.).

Entre sus fundamentos, las juezas señalaron que “ha quedado a la vista que la prestadora del servicio hizo caso omiso de la trascendencia del servicio que otorga y a lo esencial del bien que distribuye (energía eléctrica), de acuerdo al modo en que afrontó los cortes de suministro en lo que a la atención de los usuarios respecta, enfatizando el prolongado iter temporal en el que cada uno de ellos se extendió, dejando una vez más al descubierto su notable falta de preocupación por los efectos del incumplimiento y las condiciones de vida a la que estaba sometiendo a sus usuarios; lo que se ve agravado cuando se toma en cuenta que ejerce la actividad en forma monopólica, lo que priva al usuario de la posibilidad de optar por otro proveedor”.

chacodiapordia.com

Comparte esta nota

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: