Capitanich lanzó la campaña algodonera: asistirá a 900 productores con semillas y gasoil

Con cerca de 200 mil hectáreas de superficie sembrada de algodón, Chaco lideró la temporada anterior, y la perspectiva para este nuevo año es poder incrementar a 260 mil hectáreas. “Tenemos claro el objetivo de seguir sosteniendo y apuntalando nuestra concepción de provincia algodonera”, aseguró el gobernador.

Desde el complejo industrial de la firma Gensus SA en Avia Terai, el Gobierno provincial lanzó este viernes la campaña algodonera 2021-2022 que asistirá a 900 productores con una inversión de 233 millones de pesos, abarcando unas 60 mil hectáreas. En ese marco el gobernador Jorge Capitanich, acompañado del ministro de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton, entregó semillas y combustible.

 

La campaña abarca a productores de hasta 300 hectáreas de algodón, con entrega de semillas para 80 hectáreas (200 toneladas de semillas), además de provisión de hasta 700 litros de gasoil en 2 etapas, la mitad para la siembra y el resto una vez constatada, lo que representa una asistencia récord para el sector en la provincia.

 

Capitanich recordó que estas medidas forman parte del Plan Chaco 2030 y que el objetivo es llegar a las 3 millones de hectáreas productivas. “Con esta proyección, pretendemos generar 9 millones de toneladas de cereales y oleaginosas, 1.500 millones de dólares de exportación, con 5 millones de cabezas de ganado, que implicarían 250 mil trabajadores poniendo el esfuerzo y el compromiso por el desarrollo productivo, sostenible y sustentable en la provincia”, dijo.

 

Con cerca de 200 mil hectáreas de superficie sembrada de algodón, Chaco lideró la temporada anterior a nivel país, y la perspectiva para este nuevo año es poder incrementar a 260 mil hectáreas. “Tenemos claro el objetivo de seguir sosteniendo y apuntalando nuestra concepción de provincia algodonera”, aseguró el gobernador.

 

Por eso resulta fundamental que en la campaña que inicia hoy los productores cuenten con el respaldo financiero y logístico del Estado provincial, así como con la continuidad del programa Semilleros y la solvencia del trabajo del INTA y de la firma Gensus -principales proveedores- en el desarrollo de variedades genéticas para una mejor productividad y rentabilidad.

 

Uno de los principales problemas que debía enfrentar el pequeño y mediano productor algodonero es que no podía tener acceso al uso de semilla certificada, fiscalizada y de primera multiplicación por los altos costos que esto representa. Para hacer frente a esta problemática, el Gobierno lleva adelante el programa Semilleros de Algodón, con el objetivo de poder garantizarles acceso a esta herramienta fundamental en relación tanto con el INTA como con Gensus.

 

El rendimiento promedio histórico en la provincia estuvo en el orden de los 1.500 kilos por hectárea. Desde que el Gobierno de la provincia viene implementando este programa, los rendimientos promedios en las cuatro últimas campañas estuvieron en el orden de los 2.000 a 2.200 kilos por hectárea, con rindes al desmote del 34% y mejoras marcadas en la calidad de la fibra.

 

“Es un desafío de transferencia de tecnología y calidad. Para eso es muy importante la coordinación entre empresas como Gensus, INTA y el Estado y productores asociados, con el desarrollo de una red institucional de impacto”, sostuvo Capitanich.

 

Fondo Algodonero: discusión pendiente

 

Así, aseguró que este aumento en la productividad tendrá un gran impacto en la cadena integrada de valor del algodón en la provincia, mayor participación en el mercado doméstico, una plataforma de base exportadora y más empleos de calidad. “Hoy tienen cerca de 18 mil toneladas de fibra de consumo, y cuanto más fábricas se instalen en la provincia más posibilidades tendrán los productores de vender su producto a buen precio”, señaló.

 

Pero para eso, reiteró el mandatario chaqueño, es necesario que el Fondo Algodonero, que en esta campaña aporta a la provincia 121 de los 233 millones de pesos que se invierten entre semillas y gasoil, tenga un aumento significativo. “Es necesario que este fondo aumente aún más a cerca de mil millones de pesos. Es una discusión aún pendiente en la Argentina que implica un debate serio en el Congreso de la Nación”, remarcó.

 

“Los productores chaqueños han demostrado la capacidad de superarse año tras año pero tenemos aún el desafío de tener una cadena completamente integrada. Los chaqueños tendremos que unir esfuerzos para que la cadena de valor algodonera, los productores, las asociaciones, las entidades, las empresas, las familias, todos juntos defendamos nuestro producto esencial, nuestra cultura algodonera”, reiteró.

 

Régimen de fomento al Desarrollo Industrial

 

En esa línea, el presidente de Gensus, Pablo Vaquero, dijo que “está pasando algo muy especial con el cultivo del algodón que es importante contarlo”, en relación a la presentación del proyecto de ley de fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal Inclusivo, Sustentable y Exportador, que este jueves encabezaron el presidente de la Nación, Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que fue consensuado con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

 

“Hay un capítulo de ese proyecto que va a hacer que se promueva, a través del reintegro del impuesto a las ganancias, a los compradores que accedan a semillas fiscalizadas de autógamas y esto incluye al algodón, con lo cual más productores se podrán sumar a la siembra de algodón de calidad”, informó, y manifestó: “como nosotros siempre decimos, lo importante es que el productor sepa qué está sembrando, y el uso propio, ordenado y las semillas fiscalizadas son el camino”.

 

El ministro Lifton remarcó que estas políticas y acciones son el resultado de años de trabajo en conjunto entre el Estado y distintas entidades: “Hace 9 años trabajamos las provincias algodoneras con el INTA, para que hoy esas variedades que tanto desarrollo implicó puedan estar en el mercado y que las provincias como Chaco puedan volcar a su programa de apoyo al pequeño y mediano productor”, explicó.

 

Así, reiteró que el enfoque de todo este trabajo es posicionar cada vez más al Chaco como líder en producción algodonera: “Lo hemos logrado en la campaña anterior y es muy probable que vuelva a repetirse esa situación y estar por encima de las 200 mil hectáreas”, precisó el ministro.

 

Participaron junto al gobernador y el ministro, el intendente de Avia Terai, Héctor Pallares; la subsecretaria de Agricultura Flavia Francescutti; el director de Desarrollo Algodonero, Rubén Bast; el director de Apoyo Territorial y Agencias, Marcelo Leyes; Federico Pochat, autoridad de GENSUS S.A; Diana Piedra (INTA); Victor Arocha (INTI); Julio Barrios Cima (Bolsa de Comercio del Chaco); Héctor Linke (AAPA); Hipólito Ruiz (Grupo Agroperfiles); Roberto Polich (FAA); Claudia Verón (UCAL).

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *